Knowledge for better food systems

Tercera discusión: la producción ganadera y la producción de soya

FCRN Admin's picture

En este tercer debate continuamos con el tema de la producción ganadera y la producción de soja y sus impactos ambientales. 

-¿Cuáles son las experiencias en tu país (o regionalmente) con la intensificación sostenible de los sistemas de producción ganadera

  • ¿Cuáles son los supuestos sobre la intensificación de la producción ganadera y está usted de acuerdo con el análisis que se hace por ejemplo en este blog (y el artículo en Nature Climate Change) sobre posibles ganancias del incremento en la producción ganadera?
  • Cuáles son los impactos sobre la biodiversidad? 

Mucho se ha hablado sobre el rol que tuvo el cultivo de soya en definir los actuales sistemas de producción agropecuaria en la región y en el mundo, así también como sobre los múltiples impactos que estas transformaciones han tenido.

  • ¿Cuánta influencia tiene la producción de soya en dar forma a la discusión sobre la sostenibilidad agroalimentaria?
  • ¿Cómo ha cambiado la dinámica entre la producción de soya, la ganadería y la deforestación en los últimos años? (consulta el blog y el artículo mencionado anteriormente) ¿Está  disminuyendo la influencia de la cría de ganadería como inductor de la deforestación y está aumentando el impacto la producción de soya? Si es así, ¿cuáles son las implicaciones ambientales?
  • ¿Cuáles son los temas ambientales particulares que se debe tener en cuenta en relación con la producción de soya en el Cerrado y otras regiones/zonas forestales de Latinoamérica? 

Por favor contribuya haciendo clic en "add new comment" abajo o si quiere responder a un comentario específico, haz click en "reply" abajo del comentario de esta persona.  

Esta discusión continuará hasta el Jueves 10 Marzo (cuando publicaremos la cuarta pregunta). Si quieres leer más sobre este tema, por favor consulte el horario.

 

mguevaramvz1's picture
Submitted by mguevaramvz1 (not verified) on

La intensificación sostenible de la producción a pesar de ser un concepto paradójico, se ha convertido en un mandato universal de la productividad ganadera, debido  a dos situaciones fundamentales, la primera, al aumento de la población mundial y de la demanda de alimentos, y segunda, a la restricción cada vez mayor de tierras aptas para cultivar.   Esto ha hecho involucrar  los conceptos de Agricultura Especifica por Sitio y Agricultura de Precisión con concepto de ecoeficiencia, racionalización de recursos como el agua, suelo e insumos industriales y ante todo una mayor gestión y aplicación del conocimiento adquirido.  

En cuanto a este tema en especifico la consigna a nivel de política de desarrollo esta en sincronizar la intensificación y la sostenibilidad tanto en la mente de los productores como en el campo mismo.   

No solamente la soya, sino también el maíz han transformado la producción ganadera y la seguridad alimentaria.   En algunas latitudes la ganadería se ha visto desplazada por cultivos mas rentables eso si con un alto grado uso de insumos industriales como fertilizantes y agroquimicos con un gran interrogante en cuanto a la sostenibilidad ambiental tanto en el tema de la biodiversidad como en el tema de producción de óxido nitroso, gas de efecto invernadero de gran impacto.

Aquí,  la dualidad existente entre políticas y productores se cierne en torno al tema que la sostenibilidad ambiental debe darse con sustentabilidad económica de los sistemas de producción y esta ultima situación impera sobre las demás que comprenden la intensificación sostenible de la producción.  Sin embargo se trabaja en estos temas con conciencia y ahínco, la situación es que no es fácil revertir problemas de desertificacion, erosión, degradación, deforestación, contaminación y desequilibrio del tejido social rural,  que se han venido dando durante tantos años y pretender cambiar o rehacer en tan poco tiempo.  

En el caso de Colombia, el cultivo de la soya y el maíz no han sido tan determinantes, ya que su principal competidor ha sido la caña de azúcar que ha ocupado las tierras aptas para su cultivo y por ende la ganadería se sustenta en el pastoreo que ojalá  algún dia fuera mejor paga tanto la leche como la carne que aquella que utiliza los cereales o las leguminosas como base de su alimentación.

La soya actualmente en Colombia es de gran relevancia en las sabanas bien drenadas de la Orinoquia,.  Se han sembrado grandes extensiones para el abastecimiento der granos para la fabricación de suplementos alimenticios para animales.  No se que tanto se habrá dimensionado el impacto sobre la biodiversidad en esta región, lo cierto es que cada vez hay mayor area sembrada, desplazando considerablemente la ganadería extensiva de esta región, especialmente de cría.

Hay una situación irrefutable en la ganadería Colombiana y es el hecho que el uso del maiz y la soya en la alimentación animal solamente se justifica en sistema intensivo de producción de leche, unico capaz de justificar económicamente su uso, beneficiando hondamente esta actividad, sobre todo, auspiciando un aumento en la capacidad de carga y un rompimiento de la estacionalidad de la producción que beneficia no solo al productor sino también a los acopiadores industriales de leche que ven paulatinamente como ante la variabilidad climática la producción de leche puede mantenerse a través del tiempo sin necesidad de recurrir a importaciones de leche en polvo y permitiendoles programar mejor su maquila durante todo el año.

 

 

 

  

 

 

genomajpolo's picture
Submitted by genomajpolo (not verified) on

En el orden legal, Colombia cuenta la Ley 1659 de Julio de 2013; por medio de la cual se crea el Sistema Nacional de Identificación, Información y Trazabilidad Animal; con el Decreto 1500 de 2007; por el cual se establece el reglamento técnico a través del cual se crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control de la Carne, Productos Cárnicos Comestibles y Derivados Cárnicos, destinados para el Consumo Humano y los requisitos sanitarios y de inocuidad que se deben cumplir en su producción primaria, beneficio, desposte, desprese, procesamiento, almacenamiento, transporte, comercialización, expendio, importación o exportación. Decreto 0616 de 2006; por el cual se expide el reglamento técnico sobre los requisitos que debe cumplir la leche para el consumo humano que se obtenga, procese, envase, transporte, comercialice, expenda, importe o exporte en el país. Esto entre otras leyes.

Las agremiaciones de este sector se concentran en: la Federación Colombiana De Ganaderos – FEDEGÁN; La Unión Nacional De Asociaciones Ganaderas Colombianas-UNAGA; La Asociación Nacional De Productores De Leche, ANALAC y ASOLECHE.

 

genomajpolo's picture
Submitted by genomajpolo (not verified) on

El campo colombiano contribuye de manera importante al desarrollo económico y social del país. En efecto, el 84,7 % del territorio colombiano está conformado por municipios totalmente rurales, y según la Misión para la Transformación del Campo, el 30,4 % de la población colombiana vive en zonas rurales (DNP-MTC, 2014). Por su parte, el sector agropecuario aporta en promedio 6,2 % del PIB total y genera el 16,3 % del empleo del país (DANE, 2014). Además, el campo cuenta con más de 42 millones de hectáreas aptas para las actividades agropecuarias y forestales y es la fuente de los recursos naturales que ofrecen ventajas comparativas para el país como los hidrocarburos, los minerales y la biodiversidad (PND 2014-2018).

En el contexto colombiano,  la cadena de valor de la ganadería vacuna es muy importante dentro la producción agropecuaria y agroindustrial nacional.  La mayor parte del valor de la Cadena está explicada por la producción ganadera y en menor cuantía por la agroindustria relacionada con los productos y subproductos de esta actividad. En Colombia la cifra de 22,4 millones de cabezas del inventario ganadero para el año 2013 representó una disminución de 1,2% respecto a 2012. La baja en términos absolutos fue de 267.133 bovinos y refleja para 2013, tres años consecutivos de contracción del hato como consecuencia de la combinación de factores climáticos y de mercado que, desde 2009, terminaron llevando el ciclo ganadero a una fase de liquidación, es decir, de mayor propensión al sacrificio de hembras y, por consiguiente, a la disminución del hato ganadero.

Diferentes factores, de mercado y de orden natural, han jugado un papel relevante para que el hato colombiano haya tenido una ligera contracción en los últimos años. En primer lugar, los efectos de los fenómenos climáticos de El Niño y La Niña, que significaron, además de la muerte de un número considerable de bovinos por la falta de alimentos que afecto los parámetros productivos y reproductivos de la ganadería. En segundo lugar, la fase de liquidación por la que atravesó el sector durante los últimos años, caracterizada por el aumento del sacrificio de hembras y, por consiguiente, la obtención de menos crías en términos absolutos. En tercer lugar, y no menos importante, la presión del mercado venezolano por carne provocó el aumento del sacrificio y la salida de bovinos en pie del país, situación que también explica el comportamiento del hato en el último año.

En la región Caribe, se utilizan actualmente 6,1 millones de hectáreas para ganadería, aunque, de acuerdo con la UPRA, solo 2,0 millones cuentan con vocación para dicha actividad. La ganadería bovina de la región Caribe se orienta principalmente a la producción de carne (60,1%), mientras que la dedicada exclusivamente a  la leche representa solo el 0,5% y la doble propósito el 39,234 (Corporación PBA, 2014). Las sub-regiones con la mayor participación en el total de bovinos censados son: Alto Sinú y San Jorge (15%), Norte del Cesar y Centro del Magdalena y Cesar con 11% cada una, y Depresión Momposina y Sabanas de Sucre y Córdoba con una participación del 8% cada una. Estas cinco sub-regiones, concentran el 53% del total de bovinos de la región Caribe colombina.

La ganadería bovina regional vive un reacomodamiento físico ante el desarrollo de otros renglones económicos tales como la agricultura energética, que incluye nuevas áreas en la producción de caña de azúcar y yuca, emprendimientos industriales para biodiesel, que exigirán importantes territorios para el cultivo de palma africana y los estímulos gubernamentales para la siembra de cultivos perennes (cacao, fruticultura, palma africana, caucho y silvicultura). Esta dinámica desplaza la ganadería a áreas con mayores limitaciones de oferta ambiental, principalmente de fertilidad de suelos y acceso al agua, así como de infraestructura y vecindad a los grandes centros de consumo (Lombana et al., 2012).

genomajpolo's picture
Submitted by genomajpolo (not verified) on

De acuerdo a la FAO (2007), el sector pecuario global está teniendo cambios dramáticos, impulsados por población en aumento, incremento de los ingresos y urbanización creciente, así como la demanda de productos pecuarios en el mundo en desarrollo, que se espera se duplique durante las próximas dos décadas. El incremento en la producción animal puede tener consecuencias negativas para el medio ambiente a menos que se tomen las medidas necesarias para asegurar que la base de recursos naturales (tierra, vegetación, agua, aire y biodiversidad) pueda mantenerse mientras se continúa incrementando la producción de alimentos.

El efecto del Niño, en Colombia esta causando estragos en la ganadería del país, principalmente con pequeños productores. http://www.fedegan.org.co/noticias/ganaderos-que-no-descargaron-fincas-sufren-por-la-delgadez-de-su-hato

La 'Niña' y el 'Niño' han dejado pérdidas a ganadería colombiana. http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12558341 

Finalmente, les dejo el link donde pueden ver un video en facebook de PlayGround, sobre el consumo de carne la utilización de agua para la producción bovina. 
https://www.facebook.com/PlayGroundMag/videos/1078826468823895/?fref=nf 

 

genomajpolo's picture
Submitted by genomajpolo (not verified) on

En el país la producción de soya se da en la región de la altillanura colombiana, la producción de soya se encuentra mucho menos concentrada que el maíz, la soya, es una leguminosa que se usa principal como fuente de proteína en la elaboración de Alimentos Balanceados para Animales. El consumo de este producto en Colombia ascendió a 375.000 toneladas en el 2009, de las cuales el 84% fueron importadas y el 16% restante corresponde a la producción nacional. El consumo de soya presentó un crecimiento de 1,88% promedio anual desde 1990 hasta el 2010. Mientas que la soya ha tenido caídas considerables a nivel nacional desde 1991, debido a la reducción del área cosechada. La producción de soya ha estado concentrada en tres departamentos: Valle del Cauca, Tolima y Meta. Actualmente, el Meta es el único departamento con una dinámica de crecimiento en la producción de este grano (Legiscomex, 2011). 


La competitividad colombiana se ve afectada por los bajos rendimientos obtenidos por hectárea en la producción que hacen que los costos sean elevados; la baja área actual de producción; existe un mercado que no promueve una concentración de los proveedores, un bajo nivel de competencia y precios de insumos más elevados; la falta de concentración en la producción y negociación de insumos, generan elevados costos de comercialización. 

Según la Sociedad de Agricultores de Colombia SAC, durante los primeros nueve meses del año en curso, el PIB agropecuario creció 2.9%, comparado con el mismo periodo de 2014, lo que indica un incremento de 0.1 puntos porcentuales por encima del nivel reportado un año atrás (2.8%) e inferior al total acumulado de la economía nacional que reporta un 3.0%. Sin embargo, descontando el café se puede observar que el sector agrícola tuvo solo un 1.1% de crecimiento. Con excepción de arroz (12.9%), palma de aceite (9.9%), cacao (15.8%) y frutales (7.1), que mostraron importantes incrementos en sus niveles de producción; los demás cultivos tuvieron comportamientos moderados e incluso descensos significativos, de acuerdo con la información gremial. Este es el caso de cultivos como maíz (-18.4%), sorgo (-36.7%), cebada (-41,3%), trigo (-42,9%), algodón (-22,8%), tabaco (-13,1%), soya (-8.8%), frijol (-8.2%) y hortalizas (-4.4%).

El comportamiento negativo de la producción de estos cultivos, entre estos la soya como cultivo de ciclo corto, está asociado a la reducción de áreas sembradas por los bajos precios en el momento de las siembras y condiciones climáticas desfavorables provocadas por el intenso fenómeno de El Niño, un panorama que ha causado pérdidas en siembras, disminución en rendimientos por hectárea y baja calidad en los productos.

 

MariePersson's picture
Submitted by MariePersson (not verified) on

Gracias a los que contribuyeron con sus ideas y experiencias a la discusión. Ahora hemos publicado la cuarta pregunta y podemos entonces retomar esta discusión cuando hemos terminado todas las discusiones moderadas. 

Les animamos a visitar la página de la cuarta discusión.